En los 15 años que llevo como entrenador de surf, me han preguntado muy a menudo: es peligroso el surf?

Así que he decidido escribir una opinión sobre este asunto.

Para mí el surf no es peligroso en comparación con otros deportes: estadísticamente hablando, es mucho más probable que te lastimes practicando fútbol, ​​patín, equitación, kite surf, ciclismo…

Llevo toda la vida surfeando, y hasta ahora sólo me había hecho unos pequeños cortes en los pies por tocar las quillas mientras esperaba las olas en el lineup, un par de golpes en la cabeza con mi propia tabla cuando me olvidé de proteger la cabeza en una caída, etc. En definitiva, nada más que un par de moretones debidos a una falta de atención.

Pero hace 5 semanas tuve un accidente que cambió mi manera de ver las cosas. Ahora trato de verlo desde una perspectiva diferente, y de quedarme con lo positivo de ese acontecimiento.

Por la mañana había surfeado olas tuberas perfectas en uno de los spots locales de Famara y lo había pasado bomba. Fui a dar clase de surf en la Playa de Famara y tuve un día increíble con unos Lanzasurfers super motivados, disfrutando de condiciones glassy muy bonitas. Al finalizar el día en la playa, me sentía cansado pero todavía adrenalizado de mi sesión de la mañana, así que decidí ir de nuevo al agua.

El oleaje ya había bajado bastante, pero las olas seguían muy bonitas y divertidas. A la cuarta ola que bajé, hice un aéreo y aterricé mal en mi tabla. No estaba enfocado y no me centré en terminar la maniobra bien, no me había preparado y no anticipé correctamente, por lo que aterricé con todo mi peso en mi pierna delantera en un movimiento de rotación. Oí un crujido y sentí como se me rompían los dos huesos de la pierna.

En aquel momento me vino una mezcla loca de sentimientos y emociones a la mente. Aún no sentía dolor pues la adrenalina estaba bombeando en mi cuerpo, pero sabía que algo estaba muy mal y veía que mi pie estaba colgando. Pedí ayuda y cogí la primera ola para volver a la orilla.

Me arrastré en las rocas y de repente varios surfistas locales que lo habían visto todo estaban a mi lado, sujetándome y llevándome de vuelta a la tierra (gracias José, Carlos, Yeray, Darwin, Martin, Sandro, Luis, Will, Héctor, Claudio , Amelia y todos los demás por vuestra ayuda y vuestro cariño!). Entonces fue cuando el dolor empezó y se volvió inaguantable hasta que llegó la ambulancia y me llevó al hospital, donde finalmente recibí la primera de varias inyecciones de morfina.

Quiero compartir esta experiencia por escrito para ayudar a otras personas y a mí mismo a entender cómo, cuándo y por qué ocurren los accidentes en el surf, y cómo podemos evitarlos.

En mi caso, el principal factor fue una falta de concentración:

  • ¿Dónde estaba? Estaba hablando demasiado en el lienup, me olvidé de observar el mar, las olas y lo que estaba ocurriendo a mi alrededor,
  • ¿Qué estaba haciendo? No visualicé cómo quería surfear, no me centré en el momento, mi mente estaba ocupada con pensamientos que no tenían nada que ver con el surf. Debería haber prestado atención a las pequeñas señales: cómo me sentía, qué estaban haciendo los demás surfistas, qué cambios se estaban produciendo en el mar…

Debería haber escuchado lo que mi cuerpo me estaba diciendo:

  • ¿Estaba cansado, débil, con sed, con hambre, con frío, estresado?
  • ¿Estaba físicamente preparado para surfear tantas horas aquel día?
  • ¿Tenía suficiente wax en mi tabla? ¿Tenía las quillas, amarradera, tabla adecuadas para el tipo de maniobras que pretendía hacer?
  • ¿Estaba mentalmente preparado? ¿Estaba centrado, había planificado mi sesión de surf?
  • ¿Cuánto tiempo pensaba quedarme en el agua?

Debemos prestar atención a estos y muchos otros elementos para asegurarnos de que nuestra sesión de surf sea exitosa y segura: son aquellos que me rodean buenos surfistas de quien puedo aprender, o son maníacos kamikazes y pueden ser un peligro para mí? ¿Cómo están las olas ¿Cómo están las condiciones? ¿Voy a surfear de izquierda o de derecha? ¿Está mi cuerpo enviándome mensajes? ¿Estoy preparado para reaccionar rápidamente a condiciones cambiantes, o para salir del agua si es necesario antes de ponerme en una situación peligrosa?
Estas son las preguntas que nos debemos hacer cuando salimos a surfear. Si me las hubiera hecho aquel día, no estaría cuidando una pierna rota ahora!

El surf es mucho más seguro que la mayoría de los otros deportes … siempre y cuando nos centramos, seguimos reglas de seguridad básicas, prestamos atención a lo que está pasando a nuestro alrededor y a las señales que nuestro cuerpo nos está enviando.

Espero que estas palabras puedan ayudaros a surfear mejor y con más seguridad, alegría, concentración y determinación.

En cuanto a mí, mi pierna está mejorando cada día y estaré de vuelta en el agua muy pronto!

¡Gracias por leer! Espero vuestros comentarios!

Evandro
Lanzasurf

Share This