Qué más se puede pedir? Surf por las mañanas, yoga por las tardes y ver el atardecer en una terraza; el plan perfecto si lo que buscas es un descanso de la ajetreada vida de la ciudad o simplemente un respiro. Y si quieres cambiar de aires una vez aquí, anímate a un paseo en parapente.

Share This